14 mar. 2011

Aun vives en mis recuerdos, mi ángel de la guarda

Siempre supe que iba a  extrañarte, pero en una parte de mi mente se que nunca te fuiste completamente. Será eso lo que le dio fortaleza a  mi espíritu para salir adelante en todo momento, o es el hecho de que se que en un futuro cercano voy a  encontrarte en un lugar muy próximo, que no se encuentra en los limites de mi comprensión humana. Así supe que desde el día que me dejaste solo fue de forma física, no de manera espiritual.
Ahora miro mis recuerdos, me imagino cada momento en el que me inculcaste tus valores, y tu modo de vivir. Es por eso que no sufro cuando me hablan de ti, o cuando me vienen recuerdos tuyos, o mismo cuando escucho tus canciones favoritas.
Cada ves que te recuerdo o miro lo que me hace recordarte, a pesar de extrañarte como a nada en el mundo, una sonrisa ilumina mi rostro, así sabrás que soy feliz porque tu me haces sonreir.



Se Quien Soy

Sé de dónde vengo, sé donde voy…
Por eso sé dónde estoy, no me avergüenza lo que soy.
Sé cuál es mi lugar y a dónde pertenezco,
lo que no me corresponde y lo que merezco.
Soy sangre de mi sangre, soy mis costumbres,
soy mis hábitos y códigos, y mis incertidumbres.
Soy mis decisiones y mis elecciones,
soy mis acciones, solo y en la muchedumbre.
Soy mis creencias y mis carencias, 
soy mi materia y mi esencia… 
Soy mi presencia, y mi ausencia, y mi conciencia, 
y mi apariencia... Soy mi procedencia…
Soy mi herencia y mi experiencia, 
soy mi pasado y mi vigencia… 
Y esa vivencia da referencia, 
que con otros me une o me diferencia…