5 oct. 2012

Electrifying Chords

Cuando uno quiere hablar de música, hay miles de temas que se podrían abordar, pero eso entra ya en el punto de vista de cada uno. Desde mi enfoque personal, es la forma de expresión mas hermosa jamás creada por el hombre.
Uno piensa que es simple el hecho se sentarse y hacer una canción, que cualquiera puede hacerlo. Pero es un don mágico que muy pocos tienen y que si se hace bien, cautiva el oído provocando una sensación electrizante en nuestros cuerpos.
Según los gustos personales se pueden componer canciones con acordes simples, o con acordes compuestos por variantes. Y, dependiendo del tipo de música,  puede provocar distintas sensaciones en las personas, según los gustos personales. Lo importante es que las notas y la letra penetren el oído  y cautive los sentidos, llegando al cerebro y al corazón. Que esa sensación de piel de gallina recorra todo tu cuerpo, directo por tu médula espinal. Sentir lo que estas escuchando de pies a cabeza y que te deje atónito y sin poder reaccionar. Muchas melodías que siendo simples o complejas, te hacen feliz.
Esa poesía con melodía, ese verso y estribillo, el ritmo del genero musical, la introducción y la pausa generando el comienzo y el suspenso. Las variantes del rasgueo de ese acústico que a pesar de estar solo hace maravillas con las cuerdas, los muteos y golpes fuertes que muestran la energía del mensaje.
Siempre está el deseo de que alguien comprenda lo que querés transmitir. Algo que cuando lo escuchas y te llega al corazón, no te deja respirar. Eso que te de seguridad y la pasión te deje llevar. Esas letras con las que nos identificamos, lo que no puede ser dicho en palabras a veces es dicho en canciones. Canciones que representan personas, momentos, y recuerdos. Que simbolicen un momento de dolor, felicidad, o una enseñanza, plasmada en un papel o un pentagrama. Lo natural, el ataque de inspiración sobre una letra y una escala.
Sinceramente, no hay nada mejor que expresarse a través de la música. Una voz cantando una canción a todo pulmón, acompañada de un ritmo, un arreglo, un arpegio, o el movimiento de los dedos de un solo que nos llena el alma. Los acordes que se juntan como un rompecabezas perfecto, una ciencia no exacta que varia según los gustos y armonizaciones, compuesto por leyes flexibles y modificables según los gustos de cada uno. Es la forma en la que artistas muestran su pasión.
Esta hermosa combinación, genera esa sensación inexplicable de poder cantar o tocar un instrumento con sentimiento, enfocando nuestro amor a la música y pudiéndolo transmitir al mundo. La adrenalina de tocar frente a un público. Una de las satisfacciones mas lindas, un sentimiento que llena el alma. Al ver el camino del progreso del principio al final, hacen que uno quiera seguir creando estilos y letras
Simplemente, la música nace de cada uno, de la vida de nosotros mismos. Es por eso que no me enseñaron a vivir, estoy improvisando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario