18 jun. 2011

La Felicidad, Ese Hechizo Transitorio

Últimamente he estado escuchando un par de frases que me taladran el oído, y hacen ecos en mi cabeza...
Una persona en particular, cada vez que entra en mi aula todas las mañanas me hace la misma pregunta a mi y a otro grupo numeroso de personas. Nos pregunta si somos felices? Porque según él explica, es la única razón para desempeñarnos en el ámbito en el que nos desempeñamos. Para hacer lo que nos gusta, lo que nos brinda felicidad. Si no fuésemos felices deberíamos replantearnos muy seriamente las cosas que hacemos, y cambiar ese ámbito.
A su vez, mi entrenador me hacia la misma pregunta, me pregunto si yo era feliz, si me hacia feliz lo que yo hacia, mis actividades, mis amigos, mi familia, costumbres,y mismo el deporte.
Entonces surge esta pregunta en mi cabeza, cada vez mas gente me lo pregunta, no por cuestiones de mi personalidad, sino por el hecho de la curiosidad de la misma pregunta, sin buscar una respuesta concreta, ya que hay gente que pregunta solo para emitir palabras de su boca.
A todas estas preguntas yo me vengo a preguntar ahora: Que es la felicidad ? Según las definiciones de la sociedad y las que escuche durante mi vida, es que la misma se trata de un estado especifico de ánimo, que se produce en cada ser humano, cuando este, cree haber alcanzado uno de sus objetivos personales. Al alcanzar este estado, el mismo genera una satisfacción personal con sigo mismo y una alegría que inunda nuestra mente y afecta nuestras emociones principales. Esto nos brinda a nosotros mismos también una paz interior, y un enfoque positivo de las cosas, dándonos un poder que esta mas allá de nuestra imaginación. Cuando uno esta feliz, es capaz de conseguir cualquier cosa que se propone, sacando fuerzas de donde no hay, siempre siendo constante. La felicidad es un disparador de la confianza.
Pero a su vez, es un arma de doble filo. Digo esto, porque, la felicidad de obtiene a través de los éxitos sean propios o ajenos de la vida cotidiana, a veces hasta recordando hechos del pasado, que nos puedan llegar a sacar sonrisas.  El estado en el que entramos, es un estado de éxtasis, en el cual todo parece perfecto, pero esto es solo un estado en el cual nos encontramos hechizados, a veces, podemos no ver cosas que veríamos en nuestro estado normal. Nos cegamos y esperamos que todo siga como esta, cuando en el fondo sabemos que, como nuestra felicidad depende de los acontecimientos de nuestra vida cotidiana, al alterar algún aspecto de esta, pasamos a perder esa felicidad ganada. Todo lo construido en en periodo largo de tiempo, puede derrumbarse en minutos. 
Es por eso que, para mi la felicidad es un hechizo transitorio, ya que depende de una patología interna de nuestros comportamientos y de nuestro estado de animo, pudiendo ser modificado infinitamente con el correr de los minutos, horas , días meses, o años.





1 comentario:

  1. Big wooooooooowww.
    Che enserio, escribiste vos eso?.
    Esta genial. Realmente me llego como un consejo en el momento justo.
    Me encanto la parte de "una alegría que inunda nuestra mente y afecta nuestras emociones principales". Totalmente de acuerdo, y eso de qe cuando uno esta feliz saca fuerzas increibles. Totalmente cierto. En mi caso cuando estoy feliz o realmente qiero algo, logicamente qe lo qiero tanto porqe eso me lleva a la felicidad qe pretendo, hago lo imposible, cosas qe jamas haria normalmente y qe ni me esmeraria.
    Mas bien creo qe esos momentos en qe uno siente una felicidad inmenza, esa alegria qe te hace sentir qe te va a estallar el alma, qe no podes borrarte la sonrisa porqe en cierta manera la tenes pintada.. a ESOS momentos los considero como soñar despierta..
    Aqellos momentos pasan tan tan rapido. Pero hay qe saberlos aprovechar al maximo porqe realmente pasan como un sueño, como una estrella fugas qe nos atravieza el alma.
    Qe loca es la vida y el concepto de felicidad. La verdad es inmenzo, infinito.
    Qe buen texto che, te felicito.
    Adeline :)

    ResponderEliminar